El mundo del trabajo ha evolucionado a grandes pasos con los avances de la tecnología, tanto en el aspecto humano, como en los espacios y las herramientas que se utilizan.

La flexibilidad se ha vuelto una norma en las empresas, la automatización de procesos es una meta que siempre se busca alcanzar y el arriendo de oficinas amobladas se convirtió en una alternativa interesante para muchos. 

¿Quieres saber más? Descubre a continuación 4 formas en las que estas innovaciones afectan al universo laboral:

1. ¿Desaparecerán muchos puestos de trabajo?

Es verdad que habrá tareas que se automatizarán y las personas que las realizaban se verán perjudicadas. Con este conocimiento es necesario que los gobiernos y las empresas trabajen en planes de contención para las fuerzas laborales que quedarán desplazadas. 

Sin embargo, por otro lado, también surgirán puestos nuevos y algunos que ya existen se revalorizarán y se volverán invaluables. Especialistas en el análisis de datos e inteligencia artificial, así como ingenieros, matemáticos, desarrolladores y programadores serán más necesarios que nunca.

2. La flexibilización de tareas y espacios como norma

Con el surgimiento de nuevas herramientas tecnológicas se flexibiliza la forma de trabajar a través de innovadores métodos, procesos y espacios. El arriendo de oficinas amobladas es reflejo de esto y un buen ejemplo de la tendencia es Andes Center, un lugar ideal para satisfacer las necesidades de las empresas modernas, que cuentan con equipos que mutan, crecen y ven cómo sus requerimientos se modifican todos los días.

3. “Hay una app para eso”

Hoy existen herramientas tecnológicas para todo, lo que trae beneficios y desventajas. Poder trabajar desde la casa o desde cualquier lugar resulta positivo. Sin embargo, sin una buena organización, dificulta el proceso de desconectarse del mundo laboral y tener tiempo libre para disfrutar sin distracciones. En Estados Unidos, el 53% le dedica tiempo a su profesión durante el fin de semana. Esto demuestra cómo nuestros hábitos más íntimos son afectados por estas innovaciones, mientras que la vida personal es una esfera cada vez más reducida.

4. Los recursos humanos no son inmunes

Con los avances tecnológicos se modifican los procesos de selección de personal: son más inclusivos, abiertos y certeros. Hay trabajos que pueden realizarse de forma remota y las herramientas digitales para reclutar talentos permiten llegar a públicos más diversos. Las habilidades de las personas también pueden medirse de maneras novedosas para probar que se trata de los profesionales indicados para una tarea.

Es así como la tecnología se ha impuesto como una fuerza transformadora que tiene efectos en el mundo laboral y que exige que los espacios de trabajo arrendados cumplan con los requerimientos actuales.