Los cambios a los que las organizaciones han debido afrontar en su forma de trabajo en tiempos de pandemia las ha obligado a tener nuevos desafíos; como ha sido la transición del trabajo tradicional al trabajo remoto y gestionar los equipos en modo home office  y en oficina híbrida, donde los empleados donde los empleados tienen la flexibilidad de trabajar desde la oficina o desde cualquier lugar donde puedan conectarse adecuadamente. Para que esta transición sea exitosa es importante que las empresas adopten los fundamentos del trabajo a distancia.

Documentar todo

En las empresas con oficinas tradicionales, la gente puede ir al otro escritorio para hacer una pregunta o escuchar las conversaciones que tienen lugar a su alrededor. Si bien estas conversaciones son ciertamente convenientes para recibir respuestas rápidas, también pueden distraer y hacer que las empresas sean menos productivas. Al adoptar un enfoque basado en el manual, los miembros del equipo tienen “una única fuente de verdad” para las respuestas. Aunque la documentación requiere un poco más de tiempo por adelantado, evita que la gente tenga que hacer la misma pregunta repetidamente.

DOCUMENTACIÓN DE LAS METAS DE LA COMPAÑÍA

Las metas trimestrales de cada departamento y equipo, o “objetivos y resultados clave” (OKRs), deben estar claramente documentadas para su visibilidad a toda la empresa. Se recomienda revisar estas metas mensualmente, para que haya tanta transparencia como sea posible sobre cómo progresa cada equipo.

 

Tener reuniones más organizadas

La verdad es que gran parte del mismo consejo que se aplica a las reuniones en persona también se aplica a las reuniones dentro de una empresa totalmente remota, con algunas distinciones:

HAGA QUE LAS REUNIONES SEAN OPCIONALES En una compañía global, totalmente remota, las suposiciones usuales sobre la disponibilidad son opuestas a la norma. La coordinación en muchas zonas horarias puede hacer que las reuniones sincrónicas sean poco prácticas e ineficientes. Cualquiera que haya trabajado en un ambiente corporativo probablemente ha visto el sarcástico premio “Sobreviví a otra reunión que debería haber sido un correo electrónico”. No reserve una reunión por defecto – trate de que las reuniones sean opcionales.

Intente grabar todas las reuniones, especialmente cuando las personas clave no pueden unirse en directo. Esto permite a los miembros del equipo ponerse al día con lo que ha ocurrido, añadiendo contexto a las notas que se tomaron durante la reunión.

TENGA UNA AGENDA 

Asegúrese de que cada reunión tenga una agenda, y en lo posible documentar las discusiones, decisiones y acciones.

Este método mantiene el contexto para los comentarios y las discusiones, incluso si alguien no estuvo presente en la conversación original.

Alinear los valores con las expectativas

Los valores impulsan la acción. Si sus valores están estructurados para fomentar las normas convencionales del lugar de trabajo (como la reunión de consenso o las reuniones recurrentes con los equipos en persona), reescríbalos. Si los valores son inconsistentes con los cimientos del trabajo a distancia, habrá decepción y confusión. Los valores pueden establecer las expectativas correctas y proporcionar una dirección clara para que la empresa siga adelante.

En Andes Business Center tenemos espacios de trabajo moldeables  y adaptables a los requerimientos de cada empresa, con contratos flexibles, amobladas y equipadas con todo para funcionar desde el primer día. Configura tu oficina con espacios dinámicos de acuerdo las necesidades y objetivos de la empresa. Cotiza aquí.