¿Pánico ante la hoja en blanco? Calma, a todos alguna vez nos ha pasado y más importante aún, lo hemos superado. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo y conoce 10 formas para salir de un bloqueo creativo en tu oficina.

Cuando hablamos del mundo de la creatividad lo primero que se viene a la mente son términos como imaginación, innovación e inspiración, pero hay un término del cual no se habla mucho y sin embargo es muy común para quienes viven en este mundo, se trata del bloqueo creativo.

Un momento en que las ideas parecen haberse esfumado y esa capacidad latente para crear, se encuentra detrás de un muro impenetrable. Este mal es tan común, que diariamente afecta a cientos de profesionales en oficinas, salas de reunión y distintos lugares de trabajo. Músicos, escritores, diseñadores, fotógrafos, arquitectos y más carreras afines a la creatividad son propensas a pasar por estos malos ratos.

En este punto lo más importante es identificar la causa del bloqueo para saber cómo abordar futuros escenarios y evitar que esto se repita.

Comencemos por algunas de las causas del bloqueo, estas pueden ser:

Compararse con otros
Siempre es bueno tener una figura a seguir, admirar el trabajo de otros es una oportunidad para inspirarse y aprender, pero cuando la comparación es obsesiva, llegas a perder tu esencia por seguir la de otra persona y por ende, tu creatividad.

Baja autoestima en la oficina
La falta de confianza en el trabajo propio, tiene por consecuencia que nunca estaremos conformes con nuestro trabajo y nos dará miedo presentarlo a terceros, pensando que no somos buenos y que nuestra visión nunca es suficiente.

Impaciencia
El trabajo creativo no es una fórmula, muchas veces requiere de tiempo para encontrar una solución. La autoexigencia obsesiva a encontrar resultados concretos rápidos tiene como resultado casi seguro la frustración.

Exceso de trabajo
Comprometernos con más de lo que podemos abarcar, tiende a generar presión y no de la positiva, una sobrecarga laboral rápidamente nos crea estrés y frustración porque necesitamos resultados rápidos para avanzar a la siguiente tarea.

Falta de interés en el proyecto
Es difícil que las ideas fluyan cuando uno no se identifica con el proyecto, esto evita que nos involucremos y nos deja en un plano conformista donde no nos interesa los resultados del mismo. En este caso trata de ver las partes que te motivan del proyecto y cómo puedes mejorarlo.

Infelicidad
Sus causas son tan variables como personas en el mundo, pero al momento de crear es importante tratar de hacer cosas que nos hagan felices para que las ideas fluyan, ya que la infelicidad produce falta de interés y una desidia general.

Teniendo en cuenta estas causas, lo primero que debes hacer para romper el muro y salir del bloqueo, es ver si te relacionas con alguna. Luego de identificar la causa, el segundo paso es tomar acciones para motivar la creatividad y activar el flujo de ideas.

Para eso te presentamos 10 tips para salir del bloqueo creativo:

Sal a caminar
A veces la presión y necesidad de entregar el trabajo a tiempo, nos mantiene sentados en nuestros escritorios demasiado tiempo, si este es tu caso tómate un tiempo para despejarte, sal a caminar e inconscientemente tu mente trabajará en una solución.

Para esto es ideal trabajar en oficinas cerca de áreas verdes o espacio con atractivos urbanos, donde quizá podamos encontrar la inspiración necesaria.

No hay camino correcto
El camino creativo no es lineal, a veces para llegar a la solución correcta debemos pasar por 20 ideas malas. Así que arriésgate si no das con una buena idea, prueba creando muchas ideas malas. Parecerá extraño, pero esto ayudará a que comiencen a fluir las ideas.

La mente y el descanso
Existen estudios que demuestran que una mente cansada puede ser más creativa, debido a que el cansancio inhibe la creación de las barreras entre ideas y nos permite ser más libres; sin embargo, hacer cotidiana esta conducta es contraproducente. Debido a que el cuerpo acumulará cansancio y buscará siempre el sueño, impidiendo la concentración.

Así que en lo posible trata de dormir el tiempo suficiente y al momento de un proyecto, tómate un poco del tiempo de dormir para terminar el trabajo.

Busca otros proyectos
Si tienes tiempo de sobra para entregar el proyecto y te encuentras bloqueado, prueba haciendo otros proyectos de menor peso y esfuerzo, esta será otra forma de despejar la mente y dejarla trabajar en segundo plano mientras realizas otros trabajos que a su vez motiven al flujo de las ideas.

Desconéctate
Entrar y salir del proceso creativo puede alejarnos de las ideas, esto tiende a ocurrir cuando nos distraemos y apartamos nuestro foco de atención del proyecto en el que estamos. Es por eso que al momento de evitar distracciones, resulta vital apagar el Smartphone, cerrar las redes sociales del computador y apartarnos de todo aquello que nos pueda generar una distracción.

Desafíate a concentrarte y dedicarte a 100% en una tarea por un plazo determinado de tiempo. ¡Que nada te interrumpa!

Siempre algo para anotar
La inspiración puede llegar en cualquier momento, por eso siempre es una buena idea anotar todas las ideas que se te ocurran por muy locas que parezcan, y al momento de un bloqueo puedes acudir a las anotaciones cuando más lo necesites, ya que no podemos recordar todo.

Cambio de lugar
¿Cansado de las mismas cuatro paredes o trabajar siempre en la esquina? Sal de tu zona de confort y prueba un nuevo ambiente, ya sea otro puesto en el trabajo, con grandes ventanas o también puedes probar en espacios de coworking, ver a otros trabajar también sirve de motivación e inspiración. Si trabajas en un business center con arriendo de oficinas, puedes intentar ir a otra sucursal por la tarde.

Hablar con otros
Bien dicen que dos cabezas piensan mejor que una, muchas veces hablando las ideas surgen otras incluso mejores, ya que nos hacen ver puntos de vista que no estábamos considerando. En este sentido los business center y espacios de coworking son ideales, porque hay mucha gente distinta, en proyectos variados, con la que puedes compartir ideas.

Encuentra tu horario
Todos tenemos un horario de productividad máximo, para algunos es en la noche y para otros en la mañana, cuando encuentres el tuyo dedica ese momento para hacer el trabajo pesado y en el otro horario los proyectos más fáciles y rápidos.

Finge ser otra persona
Debemos ponernos en el lugar del espectador, tratando de ver cómo pensaría el target y si le gustaría el trabajo que estamos ofreciendo, hablamos de pensar como el farmaceuta, la abuela, el carnicero, entre otros, siempre procurando entregar lo mejor para el consumidor final.

Ya tienes las herramientas, ahora solo debes probar cuál es la más adecuada para ti en el momento de un bloqueo, ya que puede que no siempre te funcionen las mismas. Pero sobre todos los tips, lo más importante es que recuerdes que el bloqueo ¡siempre es temporal!, así como entras en él también puedes salir. ¡No le des demasiadas vueltas!