Actividades como enviar documentos, tener una reunión, comprar/vender o pagar facturas -que antes se hacían de manera presencial- hoy pueden realizarse a distancia, y el trabajo no escapa de esta tendencia.

En la actualidad, el trabajo remoto ofrece múltiples ventajas tanto para empresarios como para los colaboradores. A continuación, ofrecemos 3 principios básicos para gestionar equipos de forma remota con éxito:

1. Respeta la jornada laboral

Aquí se encuentra la clave del trabajo remoto exitoso. Lograr un buen rendimiento a distancia -especialmente en lo que a trabajo colaborativo se refiere- consiste en definir tareas y momentos de contacto (llamadas o mensajería) acordados previamente y que respeten los espacios personales y la privacidad.

Lo anterior se facilita con el uso de calendarios o alarmas, y estableciendo plazos realistas. De esta manera, los colaboradores sabrán cuáles son sus responsabilidades para la jornada, pudiendo cumplirlas en la comodidad de sus hogares.

2. Prepara un espacio de trabajo en casa

Para que el trabajo a distancia sea tan productivo como el presencial, es fundamental contar con un estudio o lugar de trabajo especialmente adaptado para ello.

Este lugar debe estar aislado ruidos molestos, tener suficiente iluminación y buena ventilación. Es vital que se haga una diferencia entre el lugar de trabajo del lugar de descanso pues, de lo contrario, podría verse afectada la productividad del trabajador, retrasando el cumplimiento tanto de los quehaceres personales como grupales.

3. Flexibiliza tus operaciones

En algunas ocasiones, el hogar puede impedir que una persona logre concentrarse lo suficiente como para realizar correctamente su trabajo. Además, será necesario contar con un lugar para tener reuniones de equipo o para recibir a clientes. En  ese sentido, el arriendo oficinas amobladas y de salas de reuniones es una excelente alternativa, y Andes Center se alza como una de las mejores opciones del mercado.

Las oficinas amobladas cuentan con espacios amplios y cómodos, con todos los servicios necesarios para suplir las necesidades del equipo de trabajo. Además, gracias a la posibilidad de arrendar salas de reuniones, las empresas pueden contar con este tipo de espacios solo cuando sea necesario, permitiéndoles ahorrar recursos y optimizar al máximo sus operaciones.

 

El arriendo oficinas amobladas permite a las empresas agilizar sus operaciones, ganar flexibilidad y ahorrar recursos de manera considerable, aspectos de suma importancia a la hora de considerar acciones de crecimiento y posicionamiento en el mercado.

Además, esta tendencia facilita a las empresas implementar el trabajo remoto, dotando a los colaboradores de mayor libertad, pero siempre con la posibilidad de contar con un lugar especialmente acondicionado para el normal funcionamiento de cualquier organización.