Las empresas con procesos innovadores requieren espacios flexibles de trabajo en los que se favorezca la colaboración, intercambio de ideas y resolución de problemas de manera conjunta. El lugar de trabajo influye directamente en la satisfacción de los colaboradores y la productividad, por lo que muchas oficinas y centros de negocio han dejado de ser lugares fríos, rígidos, aislados y divididos por jerarquías, para convertirse en espacios cómodos, libres y funcionales que contribuyen al bienestar físico y mental de los trabajadores.

Aspectos a tomar en cuenta para crear espacios de trabajo colaborativo

Áreas de trabajo común

Los flujos de trabajo en la actualidad se basan en el trabajo conjunto. Se requieren espacios que favorezcan la comunicación y transparencia. Los colaboradores pueden contar con estaciones fijas pero tienen la libertad de instalarse en distintos espacios y ambientes habilitados para trabajar o en grupo para reuniones informales.

Espacios de trabajo individual

Así como existen zonas de uso común, también se cuenta con áreas para trabajo individual o en pequeños grupos, para cuando requieren realizar tareas que exigen mayor concentración o privacidad. Los espacios flexibles de trabajo deben contar con cubículos aislados para este fin.

Zonas de recreo

Las empresas innovadoras están conscientes que las mejores ideas surgen cuando la mente está relajada. Contar con espacios para la convivencia entre colegas, descanso y diversión son necesarias para agilizar la mente de los colaboradores y brindar satisfacción personal y con la empresa.

Iluminación

La luz natural es necesaria para regular el ciclo de sueño y vigilia del ser humano, mejorar su estado de ánimo y conservar la salud. Es importante que los centros de negocio y espacios laborales cuenten con grandes ventanales que aporten una buena iluminación natural.

Movilidad

Los espacios deben estar pensados de manera que se favorezca el flujo de personas de un sitio a otro sin obstáculos y de acuerdo al tipo de labores que se realizan en la empresa. Es importante considerar aspectos ergonómicos en el mobiliario y su distribución para una mayor comodidad al realizar tareas cotidianas.

Acústica

Al ser espacios de trabajo común, descuidar detalles como el manejo de la acústica puede derivar en problemas de falta de concentración y estrés por ruido. Es importante utilizar elementos absorbentes y aislantes de sonido en paredes, techo, suelo y mobiliario.

Las empresas deben buscar espacios de trabajo flexibles para instalar sus oficinas, que favorezcan el trabajo colaborativo sin sacrificar la privacidad, y sin olvidar la importancia de una buena movilidad, ergonomía, iluminación y acústica. Estos recintos se convierten en un campo fértil para la generación de ideas y el bienestar general de los empleados, que deriva en una mayor participación, fidelidad y fortaleza de la cultura empresarial.