El mercado inmobiliario del arriendo de oficinas experimenta un rápido y continuo crecimiento, registrando en 2016 un 27% de aumento de la demanda.  Gracias al periodo de crecimiento y estabilidad económica en que se encuentra el país, la demanda por este tipo de espacios ha ido creciendo y, junto con ella, los valores de los recintos que pueden ser alquilados para instalar oficinas.

Por lo anterior, es importante conocer el estado de este mercado y los valores aproximados para saber si es conveniente arrendar oficinas tradicionales o en centros de negocios.

Estado del mercado de arriendo de oficinas

Los valores del mercado inmobiliario en general han subido a causa de factores como una demanda que no se alcanza a satisfacer, la plusvalía de los inmuebles en la capital y la concentración de propiedades por individuos.

En Santiago, para el primer trimestre de este año, el valor mensual de las rentas en promedio fueron US$ 25,39 m2 para oficinas Clase A y de US$ 20,05 para oficinas de Clase AB. Este dato demuestra una evidente alza si se considera que para 2016 los valores promedios, respectivamente, eran de US$ 23 m2 y US$ 18 m2.

Entre los principales sectores que presentan una mayor demanda de arriendo de oficinas amobladas en Santiago, las comunas del sector oriente destacan por sobre las demás. Según una investigación de la Cámara Nacional de Servicios Inmobiliarios, las comunas más aventajadas en la oferta de este producto son Vitacura, Lo Barnechea y Las Condes donde la conectividad y su ubicación estratégica supera a otros sectores de la capital.

¿Centros de negocios u oficina tradicional?

Existen diferencias en el costo de una oficina emplazada en un edificio tradicional a una instalada en un centro de negocios. Según el Índice Contract, el costo de habilitar y equipar una oficina cooperativa tradicional es de 12,83 UF/m2 en el caso de la categoría Estándar Básico, mientras que para una oficina de Estándar Superior es de 19,88 UF/m2 y una de Alta Gama alcanza los 34,87 UF/m2

Lo anterior, puede significar un gran desembolso de dinero para empresas que están surgiendo y que todavía no se han consolidado en el mercado. Una opción rentable es un centro de negocios que ofrece espacios de trabajo para el arriendo de acuerdo con las necesidades de cada compañía.

De esta manera, se valora la infraestructura previamente equipada para las necesidades empresariales, la administración de tareas secundarias como limpieza y seguridad y el ambiente exclusivamente dedicado a actividades profesionales del edificio.  A causa de estas grandes ventajas, el arriendo de oficinas amobladas en un centro de negocios resulta muchísimo más conveniente que el arriendo tradicional o, incluso, la compra de oficinas.