Los espacios de trabajo son la primera línea en la productividad de las empresas. En las oficinas se pasa la mayor parte del tiempo, por lo que es fundamental que cuente con todas las comodidades acorde a la necesidad de la empresa y los trabajadores.

Una oficina debe estar en sintonía con la cultura de la compañía, de manera tal que motive a los empleados y los ponga de buen humor. Para entender cómo fomentar estos elementos a través del diseño y el lugar, debes prestar atención a las tendencias globales.

1. Poner el foco en lo visual

Los colores y la iluminación son aspectos determinantes de cualquier oficina amoblada. No hace falta pintar las paredes de distintos tonos llamativos, sino dar unos toques sutiles que resalten entre los grises, blancos y cremas que se suelen usar.

Algunos tips:

  • El azul y verde aportan a la calma y el amarillo a la creatividad.
  • La luz artificial es enemiga de la productividad, por lo que es importante aprovechar al máximo la luz del sol y asegurarse de que los espacios de trabajo estén cercanos a ventanas.

2. Contar con espacios dedicados

Tener espacios diseñados para distintas formas de trabajo es fundamental para promover la productividad. Lugares para juntarse en grupos, hacer reuniones, dar clases o socializar son ideales para mejorar las relaciones y no dilatar los proyectos conjuntos.

También es necesario considerar la privacidad: hay encuentros que deben realizarse en oficinas cerradas y otros que no. Lo ideal es que los trabajadores se sientan libres de usar los ambientes como a ellos más les acomode.

3. Promover el movimiento 

Trabajar en oficina muchas horas puede ser agotador. Es por esto que, si se quiere aportar a la productividad y bienestar de las personas, es importante fomentar el movimiento a través del diseño del espacio.

Tras despegarse del escritorio, los trabajadores estarán más alerta y con mejor humor para seguir con las tareas del día. Algunas ideas:

  • Centralizar la ubicación de los recursos comunes como las impresoras.
  • Promover el uso de escaleras.
  • Contar con diversos espacios como alternativa al escritorio.

4. Optar por un centro de negocios

Una opción para fomentar la productividad en una oficina amoblada es ubicarse en un centro de negocios. Allí los empleados podrán conectarse con otros profesionales y trabajar de distintas maneras, ya sea para un proyecto en particular como por una duración larga de tiempo.

Estos lugares están diseñados especialmente para cumplir con las necesidades de todos los tipos de compañías y ofrecer espacios dedicados para cumplir los objetivos con tranquilidad y motivación.