¿Sabías que hace seis años llegó el sistema de oficinas coworking a Chile? Las oficinas de trabajo compartido arribaron con total éxito, ofreciéndole a miles de empresas del país un espacio adecuado y adaptado para trabajar con todas las comodidades.

Pero ¿sabes lo que es una oficina coworking? Esta práctica que partió en Estados Unidos y Europa se trata de ofrecer infraestructuras para empresas y grupos de trabajos, para realizar actividades competentes a sus labores, realizar negociaciones, conexiones con clientes y más. Estos centros de negocios se caracterizan por contar con todas las herramientas tecnológicas y crear un ambiente creativo, innovador e inspirador para sus usuarios.

Las oficinas de trabajo compartido son las preferidas de las pymes del sector de innovación y no es para menos, los espacios de coworking sirven para co-crear, una acción muy habitual en los startups de este nicho. El arriendo de oficinas amobladas se ha hecho masivo con el paso del tiempo.

¿Cuáles son las ventajas del coworking para las empresas de tecnología? 

Según una investigación reciente del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI), en España, “los nuevos modelos de negocio que centran su actividad en el sector tecnológico tienen mucha presencia en los espacios de coworking y suponen la puerta de entrada al mercado laboral para muchos jóvenes que han crecido marcados por la era digital”.

Esto se traduce a que las nuevas empresas con actividad económica enfocada en la innovación digital apuestan por el arriendo de oficinas amobladas que le permita tener la flexibilidad adecuada para miles de tareas de su competencia, por ejemplo: hacer networking con sus afiliados y clientes, sostener reuniones creativas que les permitan generar nuevas ideas de negocios, reunirse con socios y profesionales del área, dar conferencias o capacitaciones.

Ventajas para las empresas emergentes de tecnología 

  • Flexibilidad: en los startups, es importante el tiempo y el espacio para desarrollar ideas, además el costo de arrendar una oficina fija supone un gasto recurrente que puede afectar el presupuesto de la pyme. En los centros de negocios no existen esos problemas pudiéndose arrendar por tiempo definido o de manera puntual.
  • Oportunidad de generar nuevos negocios: los dueños y socios de pymes pueden invitar a sus clientes y prospectos de aliados o usuarios a un espacio profesional y equipado que los ayude a cerrar un negocio deseado.
  • Infraestructura adecuada:  los centros de negocios cuentan con oficinas que poseen una infraestructura enfocada para fortalecer el proceso creativo en ambientes colaborativos. Esto es fundamental para las empresas que cuentan con un servicio o procesos tecnológicos ya que se pueden beneficiar de las ventajas de trabajar en entornos donde predomina el emprendimiento.

Definitivamente, esta nueva manera de trabajar sigue en auge y es posible que, con el paso de los días, observemos cambios significativos que optimicen el trabajo compartido, con nuevos y mejores espacios y por supuesto, de la mano de la innovación y la tecnología.