3 claves para un buen equilibrio entre la vida laboral, familiar y personal

Somos muchos los emprendedores de empresas medianas, pequeñas o grandes que, en busca del éxito, estamos ahí para hacer todo lo posible para salir adelante, muchas veces sacrificando tiempo personal. Pero basta con un poco de planificación y priorización para que esto cambie. Aquí te explicamos cuáles son las 3 claves para lograrlo.

  • Define tu estrategia, tu motivo de existir

Es la principal forma de tener claro cuál es tu objetivo de negocio, qué es lo que te caracteriza, por qué quieres ser reconocido y cuál es tu “core business”. Si tienes esto claro, será luego mucho más fácil decidir a qué tareas dedicarás más tiempo, cuáles agregan valor a tu negocio y qué es realmente importante. De igual forma, podrás decidir con mayor facilidad qué no debieras hacer, qué puedes externalizar y cuáles urgencias o “incendios” son verdaderamente importantes.

  • Disfruta sin distracciones

Cuando llegue la hora de descansar, de disfrutar de tu familia, actividad deportiva o relajo, asegúrate de sacarle el máximo de provecho. Deja tu teléfono a un lado o apágalo. Concéntrate en ese momento y disfrútalo todo lo posible. Es la mejor forma de reponerse de verdad y estar preparado para dar el máximo cuando sea tiempo de trabajo.

Adicionalmente, estos momentos de relajo pueden ir más allá del fin de semana. Durante tu jornada laboral, 2 o 3 veces al día, intenta hacer una pausa. Tomar un café o dar una vuelta. Mejor todavía si puedes disfrutar de un tiempo con algún colega, cliente o proveedor. Estas pausas además de ayudarte a descansar, permiten establecer o reforzar redes de contacto, detectando posibles oportunidades de negocio o competencias clave que te pueden ser de utilidad más adelante.

  • Concéntrate en lo que de verdad importa

Al igual que cuando te concentras en descansar, tu jornada laboral debe ser sagrada y organizada. Tus clientes, las atenciones de post venta y dar un servicio de calidad deben ser tu prioridad.

Y a menos que te dediques a eso, tareas como el soporte técnico, el amoblado, limpieza, reposición de insumos o pago de cuenta, pueden ser tremendamente distractoras, restándole tiempo para otras actividades de mayor importancia.

 

Los business center y las oficinas de coworking permiten olvidarse de las tareas domésticas en la oficina y concentrarse completamente en el trabajo y en alcanzar el éxito de tu negocio. Pero esto es algo que solo puedes lograr si primero tienes clara cuál es tu estrategia y qué actividades son las que te generan mayor retorno o ahorros.

Con estas 3 claves podrás dibujar una línea mucho más definida entre lo laboral, lo familiar y lo personal, logrando ese tan anhelado equilibrio en la vida.